El Senado de EE UU acuerda el nuevo techo de deuda

El Senado de EE UU ha sido el último en aprobar el nuevo techo de deuda después de que ayer la Cámara de Representantes diera luz verde a la propuesta consensuada entre republicanos y demócratas para elevar el techo de endeudamiento del Gobierno en unos 2,1 billones de dólares. Amplía la información Guillermo S. Vega de CincoDías.com

“Japón lleva dos décadas con una grave inacción política que ha evitado que su economía saliese mucho antes de la crisis económica en que entró en los 90. Los difíciles acuerdos entre los líderes de los estados miembros en la UE a la hora de hacer frente a las debilidades de algunas economías periféricas están afectando seriamente la viabilidad del euro. En EE UU no iban a ser menos. En la gran superpotencia, demócratas y republicanos (sobre todo estos últimos) han echado mano de un procedimiento que no debía haber sido complicado para librar una nueva batalla política, que pone de manifiesto el enfrentamiento bipartidista en el país. Y no solo eso, certifica el papel protagonista que ejerce ya en la vida pública los ultraconservadores del Tea Party, que han arrancado un recorte de costes sin que éste incluya un alza fiscal.

El espectáculo en que se ha convertido la vida política de EE UU concluye sobre la bocina final, el día límite que había fijado el Tesoro estadounidense. El texto ha pasado por el Senado, donde los demócratas son mayoría y han sacado adelante el plan sin complicaciones con 74 votos a favor frente a 26 en contra.

El presidente de los Estados Unidos ha declarado que la firma es solo un primer paso y que “el crecimiento económico no se alcanza sólo con recortes”, por lo que ha emplazado a los congresistas y senadores a que tras la vuelta de las vacaciones centren su atención en la creación de empleo. “No podemos equilibrar el presupuesto sobre las espaldas de las mismas personas que más han sufrido esta recesión”, ha asegurado.

En la Cámara de Representantes el acuerdo fue aprobado el lunes por un total de 269 votos y fue sido rechazado por 161 congresistas, según ha informado el diario norteamericano ‘The Washington Post’. Entretanto el New York Times detalla que 174 republicanos han respaldado la iniciativa y otros 66 las han rechazado. El mismo número de demócratas, 95, votó a favor y en contra. Estos resultados ponen de manifiesto que finalmente muchos demócratas se han unido a las filas del Tea Party, facción republicana ultraconservadora que opina que se trata de un mal acuerdo para el país.

El sí de ambas cámaras salva una de las mayores crisis a las que se ha enfrentado la economía de EE UU en los últimos años. Una crisis que ha estado a punto de provocar que el Tesoro no pudiese hacer frente a sus obligaciones de pago, que ha herido seriamente a los dos principales partidos, que ha dañado el liderazgo del presidente Barack Obama.

Nada más conocerse el sí quiero del Senado, la agencia de calificación Fitch se ha apresurado a comunicar que el riesgo a que la economía de EE UU entre en default es “extremadamente bajo” y que el acuerdo alcanzado por demócratas y republicanos está “en consonancia con la triple A” otorgada a la deuda del país pero que no es el final del proceso para emprender un plan creíble de reducción del déficit presupuestario. La agencia explica además que el proceso de revisión del rating de Estados Unidos no terminará hasta finales de agosto.

El regreso de Giffords

La cita en la Cámara Baja ha estado marcada por el regreso de la congresista demócrata Gabrielle Giffords, una vez se ha recuperado de las graves lesiones cerebrales provocadas por los disparos de un hombre armado, que acabó con la vida de seis personas, en un incidente registrado en Arizona el pasado 8 de enero.

Se trataba de la primera vez que Giffords acudía a la Cámara desde el incidente, por lo que ha recibido una gran ovación del resto de congresistas. La legisladora ha votado a favor del plan de endeudamiento.

La portavoz demócrata, Nancy Pelosi, ha dicho de ella que es la “personificación del valor”, según informa Reuters. Unos minutos después, Giffords ha comentado a través de Twitter: “El Capitolio está hermoso y me honra estar trabajando esta noche”.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *